EE.UU prepara evacuación masiva en Oriente Medio ante escalada en Gaza

Share: XVK


La administración de Joe Biden está tomando precauciones y preparándose para un posible plan de evacuación de ciudadanos estadounidenses en el Oriente Medio, específicamente en Gaza, en caso de que no se pueda controlar la violencia y los enfrentamientos en la región. Varios funcionarios del gobierno estadounidense, que han pedido mantener su identidad protegida por razones de seguridad, confirmaron esta información al periódico The Washington Post.



El deterioro de la situación en Gaza ha llevado a que las fuerzas israelíes, con la asistencia de armas y asesores militares estadounidenses, se preparen para una ofensiva terrestre peligrosa contra los militantes de Hamás, quienes son responsables del reciente ataque transfronterizo que ha reavivado las hostilidades.

Los funcionarios enfatizaron que los ciudadanos estadounidenses que viven en Israel y el Líbano son motivo de especial preocupación, aunque aclararon que una evacuación de esa magnitud solo se contemplaría en el peor de los casos. No obstante, uno de los funcionarios mencionó que es irresponsable no tener un plan para cualquier eventualidad.



La administración de Biden, a pesar de su apoyo público a Israel, está profundamente alarmada por la posibilidad de una escalada en la situación y ha centrado su atención en los desafíos logísticos que implicaría tener que reubicar a un gran número de personas de manera abrupta.

Según estimaciones del Departamento de Estado, había alrededor de 600,000 ciudadanos estadounidenses en Israel y aproximadamente 86,000 en el Líbano en el momento del ataque de Hamás.

En el caso del Líbano, la preocupación se basa en la presencia de Hezbollah, un partido político y grupo militante que actualmente controla una gran cantidad de escaños parlamentarios. Hezbollah ha recibido entrenamiento y armamento de Irán a lo largo del tiempo, lo que ha generado temores de que puedan llevar a cabo ataques contra Israel desde el norte, creando así un frente de guerra adicional que pondría a prueba las capacidades de las fuerzas israelíes.

La administración considera esta situación como un problema real y muestra una gran preocupación por el riesgo de que la situación se le escape de las manos.

La inquietud de la administración se extiende más allá de Israel y el Líbano, ya que están observando las protestas callejeras que han surgido en todo el mundo árabe. Esto representa un mayor riesgo tanto para el personal diplomático estadounidense como para los ciudadanos de la región.

Si bien los altos funcionarios estadounidenses han evitado discutir públicamente los planes de contingencia, tratando de evitar causar pánico entre los ciudadanos estadounidenses en la región, en los últimos días han cambiado su postura y están más dispuestos a reconocer esta preocupación y la posibilidad de involucramiento de otros actores en el conflicto.


Comparte este artículo en tus redes sociales
Share: XVK
   

Deja un comentario