Miembros de la MS son sentenciados a 50 años por asesinato y secuestro

Share: XVK


El Tribunal Quinto contra el Crimen Organizado de San Salvador ha emitido una condena ejemplar para 12 miembros de la Mara Salvatrucha de San Martín. Estos individuos han sido sentenciados a 50 años de prisión por el asesinato de Francisco Javier Torres y la privación de libertad de otras cuatro personas.



El juicio llevado a cabo por la Fiscalía General de la República ha logrado demostrar de manera concluyente que estos terroristas llevaron a cabo este acto delictivo el 13 de agosto de 2021, en el cantón La Flor, en la jurisdicción de San Martín, alrededor de las 2:00 de la tarde.

Entre los condenados se encuentran personas como Fredy Omar Lara Mendoza, William Alexander Hernández, Marlon Antonio Segura, José Heriberto Escobar Ramírez y Óscar Giovanni Martínez Amaya.



La evidencia presentada por el ministerio público ha acreditado que las cinco víctimas y otro grupo de personas fueron interceptadas por los pandilleros cuando ingresaron a un medio de transporte en el mencionado cantón. Los delincuentes se percataron de la presencia de un miembro de la pandilla rival con tatuajes alusivos a esa estructura, lo bajaron del vehículo junto con otros cuatro individuos y les comunicaron que serían asesinados.

Posteriormente, los privaron de libertad y los llevaron a través de campos y caminos difíciles. Ante esta situación, las personas que se quedaron en el camión en el que se transportaban llamaron al Sistema de Emergencia 911 para informar lo sucedido.

La Policía Nacional Civil (PNC) desplegó un operativo para localizar a las víctimas y rescatarlas antes de que los mareros las asesinaran.

Las víctimas, quienes también declararon como testigos durante el juicio, relataron que durante el trayecto los pandilleros los golpearon con armas y les propinaron patadas.

Según los testimonios, los terroristas asesinaron a Francisco Javier Torres debido a su afiliación a la pandilla rival. En cuanto a las otras personas, fueron llevadas como rehenes con la intención de acabar con sus vidas en la zona del lago de Ilopango.

Sin embargo, cuando los pandilleros se enteraron de la presencia de agentes de la PNC en la zona, decidieron liberar a las víctimas para confundir a los policías y evitar ser capturados. Esta estrategia buscaba que las autoridades los confundieran con los integrantes de la Mara Salvatrucha que estaban huyendo.

Afortunadamente, las víctimas lograron llegar a una calle polvosa donde encontraron una patrulla policial y solicitaron ayuda. Tras verificar la documentación y consultar la base de datos, se confirmó que dichas personas eran las que habían sido secuestradas por los delincuentes.


Comparte este artículo en tus redes sociales
Share: XVK
   

Deja un comentario